LA MEJORA DEL ENTORNO FLUVIAL EN GRANOLLERS

El Ayuntamiento de Granollers ha actuado durante los últimos diez años de forma decidida, mediante la ejecución de una serie de programas y proyectos, en la recuperación del río Congost y su entorno a su paso por el municipio.

Entre 1997 y 1998 se ejecutaron unas obras, financiadas mayoritariamente por fondos europeos, para mejorar el riesgo de avenidas en el tramo urbano y mejorar mediante una serie de actuaciones complementarias el estado del río.

A partir de aquí, las actuaciones se han centrado preferentemente en la parte del municipio donde el río transcurre por un entorno menos urbano y también menos artificializado (en el tramo final desaparece la canalización del cauce mediante muros de hormigón) y el río recobra más su propia configuración

EL ESPACIO NATURAL DE INTERES MUNICIPAL DE CAN CABANYES

La recuperación, la conservación y el conocimiento del patrimonio natural es uno de los ejes prioritarios de la actuación municipal des de 1999. Des de entonces, basándose en la Agenda 21 se han impulsado una serie de actuaciones dirigidas a desarrollar lo que se recogía en el Plan estratégico (1999) y en el Plan de acción ambiental (1999) en materia de espacios naturales, como la recuperación de la Fuente del Ràdium, la Verneda de Can Gili o, más recientemente, del bosque de Can Ferran. Además, se ha redactado el Plan especial de protección del patrimonio natural con catálogos de los espacios naturales y de los elementos botánicos de interés municipal, así como la red básica de caminos rurales y tradicionales.

Las actuaciones más directamente vinculadas con el espacio natural del bosque de Can Cabanyes son aquellas relacionadas con el proyecto financiado por Fondos de Cohesión –sellado del antiguo vertedero y recuperación del entorno fluvial-, así como las que tienen que ver con la mejora del estado del río Congost y la conexión de los diferentes espacios naturales de Granollers y de los municipios vecinos.

El espacio natural del bosque de Can Cabanyes está situado en el extremo Sur del término municipal de Granollers. Sus límites son, a levante, el río Congost; al Sur, el término municipal de Montmeló; a poniente, la carretera de Montmeló y al norte, la industria Farrés Palomeras. Tiene una superficie de 8 hectáreas, aunque es un espacio más extenso, ya que continua en el término municipal de Montmeló.

El bosque recibe el nombre del Mas Cabanyes, que se encontraba al Sur del espacio forestal, dentro del termino municipal de Montmeló. Parece que antiguamente el área del bosque era más amplia y que se vio reducida a partir de la construcción de la carretera que une Granollers con Montmeló. Los terrenos de Can Cabanyes fueron adquiridos por el Consorci de la Zona Franca y han sido cedidos a los Ayuntamientos de Montmeló y Granollers como espacio verde de la construcción del Parque industrial de Can Gordi-Can Català.

El entorno del bosque de Can Cabanyes presenta unos elementos que se deben tener muy presentes como su ubicación en el margen derecho del río Congost; las infraestructuras de tratamiento ambiental que hay enfrente, en el margen izquierdo del río, como la planta de compostaje y la estación depuradora de aguas residuales de Granollers; el trazado de la carretera de Montmeló, que crea una barrera a poniente, o la incidencia del nuevo polígono industrial de Can Gordi-Can Català i la proximidad del Circuito de Catalunya.

A lo largo del año 2000 los ayuntamientos de Montmeló y Granollers elaboraron los correspondientes proyectos de actuación en las respectivas zonas verdes. La intervención propuesta en el espacio del bosque de Can Cabanyes fue diferente en cada municipio: mientras Montmeló apostaba por la plantación de una chopera en un área de picnic, Granollers optó per la potenciación ambiental y ecológica del espacio. A principios de 2001, el Consorci de la Zona Franca iniciaba las obras.

En el término municipal de Granollers, la actuación se ha centrado en la construcción de:

La propuesta de intervención en el bosque de Can Cabanyes forma parte de una propuesta más global que se suma a la actuación de clausura del antiguo vertedero de residuos de Palou y a la recuperación y saneamiento del entorno fluvial en el tramo menos urbano del municipio. Este proyecto fue presentado por el Ayuntamiento de Granollers en la convocatoria del 2000 de los Fondos de Cohesión de la Unión Europea. Otorgado por la Unión Europea a lo largo del 2001 se iniciaron las obras y se inauguraron el 22 de marzo del 2003.

En el espacio natural de Can Cabanyes se encuentran:

  1. El centro de educación ambiental

Se trata de un edificio de una sola planta, de nueva construcción. Cuenta con una superficie de 120 m2 y está situado en la parte central del bosque de Can Cabanyes. Consta de un porche, entrada, lavabos adaptados, almacén y una sala polivalente.

Las dependencias que forman este equipamiento son: una recepción de 15 m2, situada inmediatamente después del porche de entrada al edificio; una sala polivalente de 62,5 m2, pensada para una capacidad de unas treinta personas; tres lavabos, uno de ellos adaptado a personas con movilidad reducida, y un almacén de 9,5 m2.

Los centros de interés a desarrollar son diversos:

  1. La zona húmeda (laguna)

La proximidad del espacio de Can Cabanyes al río Congost, situado en la plana aluvial del margen derecho, a la estación depuradora de aguas residuales, ha hecho viable la construcción de una laguna de flujo superficial para tratar parte del agua de la estación depuradora de Granollers.

Esta laguna mejora la calidad de parte del agua que sale de la depuradora, y se podrá utilizar en un futuro para el riego de la vegetación del paseo fluvial. Pero sobretodo, con la laguna en la zona de Can Cabanyes se quiere conseguir que este espacio:

La laguna, una depuradora natural

Dónde van las aguas residuales?

Las aguas residuales de los ciudadanos e industrias de Granollers son conducidas a través del sistema de cloacas hacia la estación depuradora de aguas residuales de Granollers. En esta estación depuradora las aguas siguen un conjunto de tratamientos físicos y biológicos y pasados estos tratamientos el agua sale de la depuradora al río. En Granollers este agua tratada o depurada (efluente) contiene un exceso de nutrientes (nitrógeno y fósforo), que favorecen el crecimiento de la vegetación. Contrariamente a lo que se podría pensar, el hecho que haya mucha cantidad de nutrientes no es positivo, ya que provoca un crecimiento exagerado de algas que deterioran el ecosistema acuático. Es lo que se conoce como eutrofización.

Qué es la eutrofización?

En los ríos y lagunas encontramos materia orgánica fabricada por algas y plantas acuáticas. Las algas sirven de alimento a los crustáceos y invertebrados que habitan en el medio acuático. Al mismo tiempo, estos sirven de alimento para los peces que, también servirán de alimento para otros animales. Eso quiere decir que si no hay algas, no hay crustáceos ni insectos. Y si ellos no están, tampoco pueden sobrevivir el resto de peces y otros animales.

Este equilibrio ese puede romper, por ejemplo, cuando en el río hay un exceso de compuestos nitrogenados y fosfatos procedentes de las aguas residuales. Esta contaminación orgánica (nitrógeno y fósforo) hace que crezcan excesivamente las algas y enturbien el agua. Esta cantidad de algas consumen todo el oxígeno que hay en el agua, y sin oxígeno, el resto de animales no puede vivir. Es lo que se conoce como proceso de eutrofización. Se habla de algas muertas cuando este proceso de eutrofización ha dejado el agua sin oxígeno, lo que hace que sea absolutamente inservible tanto para alojar la vida como para su consumo.

La laguna: un sistema natural con capacidad para eliminar fósforo y nitrógeno

En la laguna tienen lugar unos procesos que reducen la cantidad de nitrógeno y fósforo del agua tratada que sale de la depuradora. Pero para poder hacer esto, es necesario que tenga unas características especiales en relación a su funcionamiento, profundidad y tipo de vegetación plantada.

Esquema laguna

Esta laguna tiene una profundidad media de unos 50 cm., con algunas zonas que llegan a los 1,5 metros y sin vegetación para permitir los procesos de oxigenación del agua. La base de la laguna se ha impermeabilizado con una capa de arcillas, para evitar que el agua se infiltre bajo tierra, y se ha recubierto con una capa de tierra vegetal. Finalmente, en las zonas menos profundas, se han plantado carrizo y espadañas que absorben directamente los nutrientes.

Como funciona la laguna?

Las plantas que se han plantado en las partes menos profundas de la laguna (……) son especies helófitas, es decir, son plantas grandes que tienen la raíz en un medio inundado y parte de sus órganos vegetativos están fuera del agua. Estas características les permiten absorber el exceso de nitrógeno y fósforo presente en el agua. Además, el diseño de la laguna permite que se instalen microorganismos que con su actividad biológica depuran el agua. Igualmente la poca profundidad de algunos puntos y la superficie de la lámina de agua (aproximadamente de 1 ha.) permite que la irradiación solar participe activamente en el proceso de depuración.

El agua que sale de la laguna hacia el río no se puede beber (ya que son necesarios otros tratamientos avanzados de depuración), y de momento, tampoco se puede utilizar para regar. No obstante, cuando mejore la salinidad del agua que sale de la depuradora, será posible aprovechar el agua de salida de la laguna para regar el paseo fluvial.

La laguna, el bosque de Can Cabanyes y el paseo fluvial, espacios para aprender y pasar un buen rato

La laguna representa una importante mejora paisajística, de refugio de fauna y recuperación de ambientes naturales de espacios de ribera, que permite desarrollar trabajos de investigación en el campo de la ornitología, los sistemas acuáticos, etc. por parte del Museu de Ciències Naturals de Granollers, estudiantes universitarios y de estudiantes de primaria, secundaria y bachillerato que estén interesados en el tema.

Además su proximidad a los campos de cultivo, a la estación depuradora de aguas residuales y al antiguo vertedero de Palou y su integración en el bosque de Can Cabanyes dan una visión completa del territorio. Aprovechando este echo y la presencia del Centro de Educación Ambiental de Can Cabanyes, durante el curso 2003-2004 los alumnos de diferentes centros educativos del municipio iniciaron las visitas al espacio y llevaron a cabo un conjunto de actividades didácticas sobre temas relacionados con la gestión del agua, los espacios naturales, etc.

Os invitamos a seguir los recorridos señalizados, que parten del mismo centro de la ciudad, y que guían al ciudadano a lo largo del paseo fluvial. La señalización informativa en la zona facilita la interpretación de las observaciones de los caminantes y proponen sencillas actividades de observación. Además, se puede solicitar una visita guiada por el bosque y la laguna que ayuda a interpretar todos los elementos peculiares del espacio.

  1. El bosque

Situado entre la carretera de Granollers a Montmeló y el río Congost, el bosque de Can Cabanyes forma parte de las zonas de cesión de parques y jardines del Parque industrial de Can Gordi-Can Català, de los municipios de Granollers y Montmeló.

Se trata de una arboleda mixta de pino piñonero (Pinus pinea) y encinas (Quercus ilex), donde el pino es dominante, también encontramos algunos ejemplares de roble (Quercus humilis) y almez (Celtis australis). No hay estrato arbustivo y actualmente empieza a desarrollarse el estrato herbáceo, constituido por lianas, vegetación ruderal, etc.

La morfología del espacio se caracteriza por ser un terreno llano con grandes espacios abiertos. Su ubicación paralela al río permite que en determinadas zonas haya una alta humedad y aparezca agua superficial en charcos y pequeñas lagunas.

El espacio está fragmentado en tres zonas, cada una con pequeñas diferencias en relación a las otras:

El bosque constituye un refugio de gran importancia ecológica para la fauna avícola relacionada con el río Congost. Este espacio pues, no presenta una fauna propia de ambientes boscosos sino que está más relacionada con el río.

El desarrollo del proyecto de recuperación y saneamiento del espacio fluvial ha permitido integrar el bosque de Can Cabanyes en el conjunto de los paseos y parques entorno al río Congost y mejorar así su estado de conservación. La actuación ha potenciado algunos de sus valores intrínsecos: convertirse en un espacio libre con cierto grado de naturalidad en un ámbito supramunicipal, garantizar la diversidad del paisaje en un territorio fuertemente intervenido y conferirle nuevos valores con la creación de centros de interés ambiental y educativo como la construcción de la laguna y el centro de educación ambiental.

El estado de conservación en el momento de la actuación era bajo, actualmente ha mejorado, pero necesita actuaciones que protejan las masas forestales y eviten otro tipo de actividades poco responsables con el entorno como la caza, el aparcamiento, las acampadas indiscriminadas, el vertido de residuos, etc.

  1. El camino de ribera/El paseo fluvial

El espacio natural del bosque de Can Cabanyes, en su límite con el río Congost, es cruzado de norte a Sur por un camino. Este paseo es la prolongación del paseo fluvial del margen derecho del río que viene de Granollers y facilita el acceso a pie o en bicicleta a Can Cabanyes.

Otras actuaciones que se han hecho en el espacio natural han sido la dotación de mobiliario urbano (bancos y papeleras), la colocación de una valla perimetral alrededor de la laguna.

Educación ambiental: el Ayuntamiento valora positivamente el funcionamiento del Centro de Educación Ambiental de Can Cabanyes.

Des de que entró en funcionamiento, el pasado mes de marzo, hasta ahora el Centro de educación ambiental de Can Cabanyes ha recibido aproximadamente 300 visitantes que han participado en las diferentes actividades que se organizan para dar a conocer el entorno fluvial, el bosque, la laguna y el propia Centro.

La Fiesta del Arbol des este año se celebró a Can Cabanyes y para reforzar la arboleda existente se plantaron pinos, encinas y robles por parte de estudiantes de diversos institutos del municipio, con la ayuda de personal de Parques y Jardines del Ayuntamiento. Para los trabajos de recuperación del sotobosque se contó con la colaboración de WWF/Adena que organizó una plantada popular de arbustos, así como los diversos trabajos de mantenimiento y limpieza efectuados por el Taller de Ocupación Salvador Llobet en la zona. A destacar, las tarea que el personal del Taller efectuó después de la acampada en la zona de aficionados al motociclismos que asistieron al campeonato celebrado al circuito de Catalunya.

Visites guiades i presència d’un educador ambiental

Otra de las actividades que se han organizado, dentro de la campaña de difusión de las obras de clausura del antiguo vertedero de Palou y del saneamiento de su entorno fluvial, han sido las visitas guiadas para diversos grupos de población (entidades, representantes de otros Ayuntamientos, alumnos de la Escuela Montserrat Montero, Club Sant Jordi de gente mayor, etc.) y las caminadas populares hasta la zona organizadas con la inauguración de las obras del vertedero clausurado y la celebración de otras fiestas como la Fiesta Mayor o la Feria y Fiestas de la Ascensión. Durante las visitas, se explica a los asistentes cuales son las características propias del bosque mediterráneo y las funciones depuradoras de la laguna, destacando la importancia del río como ecosistema y el proyecto de clausura del antiguo vertedero de Palou.

Con la mejora de esta zona, la población de Granollers y la de su entorno disponen de un nuevo espacio de interés natural accesible paseando a pie o en bicicleta, por su proximidad con el núcleo urbano. Cada domingo, des de finales del mes de marzo, de 10 a 14 horas un educador ambiental se encarga de informar a todas las personas interesadas que pasean o visitan este espacio. El equipo educador destaca la gran presencia de ciclistas que recorren el paseo fluvial durante el fin de semana y las personas que pasean y que corren, entre unos y otros casi unos 400. Aquellas personas que quieren saber más cosas del entorno por el que pasean, se pueden dirigir al educador del centro, quien les dará información sobre el itinerario del paseo fluvial y les hará una visita guiada al bosque y a la laguna.

El centro de educación ambiental de Can Cabanyes pretende entrar a formar parte de los espacios disponibles para la educación ambiental, tanto para los centros educativos como para colectivos y entidades o personas individuales, fomentando el conocimiento del entorno fluvial y del patrimonio natural

Actividades didácticas para centros educativos de la ciudad

Con la colaboración del Museu de Ciències Naturals La Tela, se ha elaborado y ofrecido material didáctico y educadores ambientales para los alumnos de ciclo Inicial, ciclo Medio y ciclo superior de Primaria, y para ESO sobre Can Cabanyes y su entorno. Este material (validado el pasado mes de junio con un grupo de alumnos de la Escuela Pía) está disponible para el curso 2003-2004 y incluye la guía para el profesorado y las fichas para alumnos con actividades de campo para desarrollar en salidas a la zona. En los centros educativos y otras instituciones dedicadas a la enseñanza del municipio ya disponen de las actividades didácticas en formato CD. Actualmente ya están programadas veinticinco visitas de alumnos de primaria, secundaria y bachillerato a lo largo del curso 2003-2004, dentro del programa de actividades educativas que ofrece el Museu de Ciències Naturals La Tela. Tres centros ya se han desplazado a Can Cabanyes, uno de ellos en bicicleta, poniendo así de relieve la proximidad del bosque al centro urbano y la segura y buena comunicación por el paseo fluvial del Congost. A lo largo del recorrido, además, se tiene la oportunidad de conocer el entorno más próximo al núcleo urbano, paseando al lado de huertos, del polígono industrial, de la zona agrícola de Palou, del antiguo vertedero, etc. Las escuelas que han hecho las actividades se han mostrado satisfechas y recogieron de forma gráfica, los mismos alumnos, todo lo que habían aprendido sobre el bosque y su entorno.

Mejora en la calidad del agua

En el bosque de can Cabanyes hay una laguna que recibe parte del agua depurada por la estación depuradora de aguas residuales de Granollers y hace un tratamiento terciario dirigido a mejorar la calidad y favorecer la biodiversidad de la zona. Los procesos de depuración reducen la carga de fósforo y nitratos, gracias a la absorción directa que efectúa la vegetación plantada, la actividad biológica de los microorganismos que se instalan y la radiación solar. Los controles de calidad del agua que se realizan indicaran en un futuro cuando será posible reutilizarla para regar las plantaciones hechas a lo largo del paseo fluvial, aguas arriba.

El bosque de Can Cabanyes un espacio vivo

Desde hace un tiempo se han empezado a ver patos y otras especies de aves en la laguna  y en el tramo del río que pasa por Can Cabanyes, hecho que evidencia la regeneración del espacio. Se avanza así en uno de los objetivos de esta zona húmeda: la creación de un punto de atracción y observación de aves.

EL PROJECTE RIUS/EL PROYECTO RÍOS

El Projecte Rius es una iniciativa de educación ambiental de la Asociación Hàbitats que tiene el objetivo de estimular la participación activa de la sociedad en la conservación y mejora de los ríos. También fomenta el acercamiento de la ciudadanía al entorno natural y permite conocer como son y como funcionan los cursos fluviales, su importancia económica, ambiental y social, los problemas que sufren y las posibilidades de mejora. El proyecto está abierto a todos los colectivos interesados y cuenta con el soporte del Departament de Medi Ambient de la Generalitat, las Diputaciones de Barcelona y Girona, el Consorci per a la Defensa de la Conca del riu Besòs, el departamento de Ecología de la Universidad de Barcelona y la Fundación Territori i Paisatge.

La herramienta básica del proyecto son las inspecciones semestrales del río, donde se efectúan análisis del agua y un estudio del ecosistema fluvial. Con los datos obtenidos se elabora el informe anual sobre el estado de los ríos. Con el fin de poner en contacto los 490 colectivos participantes en Catalunya y difundir sus experiencias se edita la publicación “L’Espiadimonis”.

En Granollers el Projecte Rius se ha concretado en la constitución de 13 grupos que efectúan las tareas de seguimiento del río Congost des del último trimestre del 2001. Cada grupo tiene asignado un tramo fluvial de unos 500 m. El Servei de Medi Ambient forma parte de uno de los 13 colectivos, junto con el Museu de Granollers Ciències Naturals de la Tela, l’Agrupament Escolta Sant Esteve, l’Associació Excursionista, l’Associació de Veïns de Palou, los IES Celestí Bellera, Carles Vallbona y Antoni Cumella, l’Escola Municipal de Treball y las escuelas Jardí, Cervetó, Educem y Escola Pia. Gracias a las muestras físico-químicas y biológicas recogidas se dispondrá de una diagnosis sobre la salud del río Congost, así como de datos complementarios como su cauce y dimensiones.

La Associación Hàbitats pretende dar un paso más en la implicación de la ciudadanía en la defensa y protección de los espacios fluviales, fomentando la adopción de un tramo de río. Este nivel de participación en el proyecto conlleva un mayor compromiso en la conservación del espacio fluvial por parte de los colectivos implicados, ya que cada grupo se encarga del seguimiento del estado de las aguas y colabora, en función de sus posibilidades, en las mesdidas correctoras que se tengan que aplicar para evitar el deterioro del río.

El Servei de Medi Ambient ha promovido este nuevo nivel de participación entre los colectivos que participan en las inspecciones del río. En este sentido, el 23 de febrero de 2002 se celebra al Museu de Ciències Naturals La Tela una Jornada informativa, organizada conjuntamente por la Associación Hàbitats, l’Ajuntament de Granollers y el Museu de la Tela, con el objetivo de presentar las diferentes fases de actuación del Projecte Rius. En la reunión, a la que asistieron representantes de 15 colectivos implicados en el proyecto en la cuenca del Besòs, se repartió un manual en el que se explica en que consiste la adopción de un tramo del río y se establecieron los grupos coordinadores de la Cuenca. La Jornada incluyó un paseo por el tramo no urbano del río Congost y la Serra de Ponent.